Sofás: cuidado y mantenimiento

Sofá en Tela Relax, muy cómodo, de diseño, moderno, almohadillas de brazo, cabezal reclinable italiano, chaise longue, cheslon, cheslong

¡Aumenta la vida de tu sofá!

Recomendaciones y sugerencias

Si tenemos un buen sofá, respetando una serie de pautas para el cuidado y mantenimiento de todos los elementos que lo forman conseguiremos aumentar su vida útil.
A continuación te damos algunos consejos generales, recuerda que, cada sofá dependiendo de su tapicería, construcción, etc., requerirá de un mantenimiento específico.

El armazón (estructura y suspensión)

  • No saltar sobre el sofá y no dejarse caer de forma brusca sobre el mismo.
  • No sentarse en los brazos y respaldos.
  • No arrastrar el sofá, si queremos desplazarlo debemos levantarlo y no empujarlo, cogiéndolo de la base.
  • Usar un paño seco para limpiar las partes metálicas.
  • Sentarse sobre la parte del mecanismo destinado para ello, si se dobla o fuerza quedará inservible.

De esta forma evitaremos deformar los rellenos, que puedan ceder las costuras, torcer las patas, forzar piezas móviles y un mayor desgaste de los elementos de suspensión.

Advertencias uso sofás | VIDAFEL Sofás

Las gomas y el mullido

Tanto en el caso de las gomas como en el de la fibra, durante los primeros meses de uso tienden a reblandecerse para después estabilizarse. Su uso conlleva un ligero ablandamiento absolutamente normal.

Por ello es conveniente sentarse en los distintos asientos para conseguir un desgaste uniforme.

Los respaldos, brazos, etc., que contengan fibra, habrá que palmearlos delicadamente para que recuperen su aspecto inicial.

Cómo palmear Respaldos de Fibra | VIDAFEL Sofás
gráfico de cómo sentarse en los distintos asientos para conseguir un buen rodaje durante los primeros meses de uso.

El tejido

  • Colocar el sofá a una distancia mínima de 50 cm respecto a cualquier fuente de calor (estufas, radiadores, etc.).
  • Evitar la exposición directa del sofá a la luz solar.
  • Quitar el polvo periódicamente.
  • Limpiar inmediatamente cualquier mancha antes de que se absorba excesivamente.
  • Seguir las instrucciones indicadas por el fabricante no aplicando productos no aprobados por el mismo.

Las causas indicadas anteriormente pueden dañar irreparablemente la tela.

La piel
  • Colocar el sofá a una distancia mínima de 50 cm respecto de cualquier fuente de calor (estufas, radiadores, etc.).
  • Evitar la exposición directa del sofá a la luz solar.
  • Quitar el polvo periódicamente con un paño blanco, limpio, seco y no abrasivo.
  • Seguir las instrucciones indicadas por el fabricante, no aplicando productos no aprobados por el mismo.
Las causas indicadas anteriormente pueden dañar irreparablemente la piel.